Sin Haaland no hay Dortmund

Estuvo a punto el Borussia Dortmund de prolongar la sequía de Pep Guardiola en la Champions. Una década después de tocar su última Orejona, en aquel entonces como técnico del Barcelona, el City del entrenador español remontó en el oeste de Alemania para imponerse por 1-2 y, por primera vez en la era del de Santpedor en Manchester, clasificarse para semifinales de la máxima competición continental.

En la antesala de la finalísima de Estambul se verá las caras con el PSG de Neymar, que será más amenaza que un Haaland que, muy a diferencia de los octavos ante el Sevilla, no apareció y suma cuatro partidos consecutivos sin marcar.

Sí llegaron a tiempo Hummels y Reus. No pudieron faltar a la cita por más tocados que estuvieran. Y los de negro y amarillo fueron pura pasión. El corazón del Dortmund latía al ritmo de los más de 80.000 borussen que hubieran llenado el Signal Iduna Park en una noche como la de este miércoles. Se sintió incómodo el City ante el espíritu de un BVB que era consciente de que podía ser una de las tardes para la historia. Comenzó siéndola. Gracias un chico de 17 años que jugó como si tuviera 27. Bellingham estuvo en todas. Interceptaba, construía y, a la vez, marcaba. Medio cayéndose, la perla inglesa del BVB colocó en la escuadra un balón que borró la sonrisa de la cara a Pep.

Pero su City siguió a lo suyo. De Bruyne estrelló en el palo el cuero en una de las numerosas aproximaciones de los mancunianos al marco protegido por Hitz. Rozaron el tanto una y otra vez. Hasta que un despeje de Can rebotó en su mano y, de esta manera, obligó a Del Cerro Grande a señalar penalti. Fue Mahrez el encargado de ejecutar y no perdonar, obligando al Borussia a retar a la épica. Lo intentó. Hasta el final. La tuvo Hummels. Entro Reyna por Knauff. 18 por 19 años de edad. Siempre fiel a la juventud. Pero no fue suficiente. Sentenció Foden ante la incrédula mirada de un Haaland que desapareció cuando el BVB más lo necesitaba.

Jude Bellingham se convirtió en el jugador más joven en la historia del Borussia Dortmund en anotar un gol en la Champions League tras su derechazo que supuso el 1-0 ante el Manchester City. Con apenas 17 años y 289 días, el jugador inglés del BVB, además, es el segundo futbolista más joven en marcar en la máxima competición continental. Tan solo Bojan, ex del FC Barcelona, se sitúa por encima de Bellingham tras marcar en la Liga de Campeones con 17 años y 217 días.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *