La idea del Athletic es hacerle un hueco a Iñigo Vicente

Iñigo Vicente ha logrado acaparar las estadísticas de Segunda en relación a su efectividad entre minutos y producción ofensiva en un Mirandés que tenía gente muy vertical con Merquelanz y Álvaro Rey por banda, más Álvaro Peña y Antonio Sánchez por dentro, con lo que la competencia era feroz para el joven extremo deriotarra en su primera cesión fuera del Athletic. Un futbolista singular, con talento, que aterriza de nuevo este mes de agosto a Lezama más robustecido, maduro por vivir alejado del abrigo de casa, con un bagaje de cinco goles y ocho asistencias en Anduva, aunque no ha terminado de ser titular en el esquema de Iraola ante la rivalidad descrita. Terminaba contribuyendo a la fenomenal campaña del Mirandés y alzarse como el sexto jugador Sub-23 en Segunda en la suma de goles y asistencias.

Debe seducir ahora en la pretemporada a Gaizka Garitano corroborando su visión de juego y su clarividencia de cara a puerta, uno de los déficits que él mismo ha declarado como causa para descabalgarse del bombo europeo. La idea gira en torno a buscarle un hueco en el primer equipo, sin contemplar otra cesión. El Mago de Derio, que genera mucha expectación entre los aficionados bilbaínos, que pulverizara en categorías inferiores los récords goleadores del Danok y del Athletic, acaba contrato en 2023, por lo que su recorrido es todavía testable por la juventud de atesora.

El organigrama técnico valora sus números, entiende que responde a un perfil que no existe en el primer equipo, que puede actuar en ambas bandas del ataque, la mayoría a pierna cambiada por la izquierda, de mediapunta e incluso con dos delanteros acompañando al nueve de turno. Un Iñigo Vicente (6-1-98) que puede ser un revulsivo para los tramos finales de los partidos y que en Miranda ha aprendido a sufrir más sin balón y a recuperar balones en una exigente Segunda División.

Además, la dirección deportiva de Lezama plantea un verano de abaratamiento del coste de la primera plantilla, que acapara un alto porcentaje del presupuesto global del club de Ibaigane con 84 millones de euros específicos que ahora se deben limar apostando por los jugadores con contrato y con futuro como Iñigo Vicente. El mercado veraniego se extiende este curso atípico y excepcional, por razones obvias, hasta el 5 de octubre, por lo que todas las decisiones drásticas se dilatarán. Garitano espera que Vicente derribe la puerta.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *