La Real, a Europa de cabeza

Esta sí es la Real. La de antes del confinamiento. La que eliminó al Madrid. La que debe jugar un derbi a modo de final en la Copa. Si en la primera mitad tiró de amor propio y tuvo la desgracia de toparse con las alas de Asenjo, en la segunda encontró petróleo a balón parado con dos córners cabeceados por Willian José y Llorente, curiosamente con la autorización inesperada de un portero venido a menos con el paso de los minutos. El resultado, que a estas alturas era lo importante, fue una lógica consecuencia del resto. El equipo de Imanol siempre pareció más y mejor. Sin Gerard, Alcácer e Iborra, al Villarreal le faltó personalidad, temple y, sobre todo, pegada. Fer Niño fue la apuesta de Calleja en ataque. Y el canterano, de sólo 19 años, fue sustituido al descanso sin haber podido mostrarle al mundo si era zurdo o diestro, o si su fuerte es la pegada o el remate de cabeza.

Demasiado hizo Asenjo con sostener a su equipo al inicio. Su primera parte fue para enmarcar. En la segunda bastante tuvo con conservar la voz con tanto enfado. Él solo contuvo, por momentos, a una Real enrabietada, inteligente y certera que entró al partido decidida a recuperar el tiempo perdido durante este mes. Primero frenó a Monreal, luego a Isak (en dos ocasiones) y también a Barrenetxea. Cada una de sus paradas insufló algo de aire a un equipo congestionado, perdido en medio campo, sin ideas entre líneas y sin galgos al espacio. Sólo Ontiveros estuvo a su altura a base de misiles con esa diestra a la que no le hace falta carrerilla ni engrasar. El invento de poner a Cazorla de segunda punta no funcionó. La única vez que el capitán inquietó hasta el descanso, como suele, fue partiendo desde donde más le gusta, la banda izquierda, para ir tirando una diagonal de las suyas entre amagos que coronó con una rosca que casi desequilibra el partido. Mejor le salió a Imanol lo de Oyarzabal en la derecha, el cambio de Willian José por Isak y cada retoque que hizo a su medio del campo. El parón y el gatillazo posterior no debería empañar una temporada mayúscula con la pizarra.

Calleja, sabedor del cansancio acumulado de la Real y de las fuerzas de su equipo, se guardó estratégicamente parte de la artillería para la segunda mitad y cambió el dibujo de la mediapunta al completo para devolver a Cazorla a su nido con el objetivo de dejar a Moi que enredara a la espalda de Merino. El punto, sin ser maravilloso, era bueno. Las prisas las tenía la Real. Sin embargo, con Chukwueze de nueve, lejos de mejorar el panorama lo empeoró. Jamás hubo referencia. La Real olió el miedo y se lanzó a por su rival sin importarle que lleva encendida la reserva. Las ganas muchas veces pueden más que los calambres. Willian José primero, y Llorente después, aprovecharon que Asenjo había agotado todos sus poderes en los primeros cuarenta y cinco minutos. Cazorla, en el 85’, únicamente tuvo tiempo para igualar el goalaverage con su rival y poner más emoción, pese a que sobra. Miren la tabla para comprobarlo. La Real es séptima con 57 puntos y le queda el Sevilla en casa y el Atlético fuera. El Villarreal tiene sólo tres más y, antes de finiquitar la temporada en La Cerámica frente al Eibar, visita al Madrid con el alirón en juego en Valdebebas. Los billetes a Europa, y más en temporada alta, siempre fueron caros.

Alguacil: «El equipo ha estado de matrícula de honor»
El entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil, aseguró este lunes tras ganar al Villarreal en La Cerámica que su equipo hizo un «trabajo de matrícula de honor» y que va a morir hasta el final en su lucha por jugar en Europa. «No sé si lograremos el objetivo, pero lo va a luchar. El equipo ha demostrado que va a morir por esta camiseta y esto es lo más importante», dijo en rueda de prensa telemática Alguacil. «Ha habido mucha tensión, el desconfianmiento ha sido injusto, muy injusto, creo que merecíamos más puntos. Teníamos ganas de reivindicarnos y a pesar de tener mens descanso, hemos hecho esto. Tengo un equipo ejemplar, por lo que merece más la pena ese trabajo, que el triunfo, que es muy importante», añadió.

Destacó que dependen de ellos mismos. «Ya dije que era positivo, que había opciones y que las íbamos a pelear. Veníamos a jugar y a pelear, y el equipo ha hecho un gran partido. Nos hemos juntado, hemos trabajado muy bien en defensa, dependemos de nosotros y no será fácil, pero tenemos motivos para estar satisfechos», añadió. «Hoy en las áreas el equipo ha estado bien. Hemos tenido muy claras a pelota parada para hacer más goles. Venía repitiendo que el equipo se merecía más, tenemos cosas que mejorar y los jugadores lo saben. Pero sabíamos que puedes hacer las cosas bien, pero si no eres eficaz en las áreas es complicado ganar», dijo en su lectura del partido.

«Hoy ha habido un grito en el vestuario, igual que tras la derrota del otro día, creo que el equipo había trabajado bien, como ha hecho hoy. El equipo me deja satisfecho y por eso estoy contento por este resultado, vamos a morir e

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *