Odriozola y Brahim son un oasis entre los cedidos del Real Madrid

El chandal Real Madrid 2020/21 sigue de cerca la evolución de sus cinco jugadores cedidos, con sensaciones dispares. Los casos de Odriozola y Brahim, a préstamo en Fiorentina y Milan respectivamente, ilusionan por su buena marcha y protagonismo creciente; los de Kubo en Mallorca, Reinier en Dortmund y Borja Mayoral en Roma generan muchas más dudas y cierta preocupación en el club, que ve cómo activos madridistas se deprecian día tras día sin remedio aparente.

Odriozola (Fiorentina)

Tras tres temporadas en el Madrid (incluido medio curso cedido en el Bayern de Múnich) en los que el donostiarra apenas rascó bola, está encontrando la regularidad y un rendimiento notable en Florencia, a las órdenes de Vincenzo Italiano. El donostiarra se está ganando el sitio pese a que no lo tenía fácil de primeras: compite por los minutos con Lorenzo Venuti, proyecto de la cantera de la Fiore. De momento, hay un empate técnico entre ambos: Odriozola ha jugado 522 minutos, Venuti 509’. Pero la tendencia para Álvaro es prometedora: fue suplente ante el Inter en la quinta jornada, pero titular contra el Nápoles en la séptima y ante la Juventus en la última jornada disputada. El técnico italiano parece confiar más en su experiencia al alto nivel (pese a que es casi medio año menor que Venuti) en los duelos de tronío.

Brahim (Milan)

Se está consagrando a fuego lento en San Siro. El curso pasado destacó, con siete goles y cuatro asistencias, pero habitualmente como opción desde el banquillo. Esta temporada se ha instalado en la titularidad y ya lleva cuatro goles y dos asistencias en 760 minutos; sólo el coronavirus, que le impidió ir convocado en cuatro encuentros, ha podido frenarle esta campaña. Tanto es así que Luis Enrique se ha percatado de su mejoría y le convocó para este parón de selecciones con España, por primera vez en su carrera profesional. Está cedido en Milán hasta junio de 2023, el Madrid tiene difícil romper ese acuerdo si lo quiere en sus filas la temporada que viene.

Reinier (Borussia Dortmund)

La segunda temporada del brasileño en Alemania va tan mal como la primera. Marco Rose apenas confía en él: ha jugado sólo 164 minutos, con una única titularidad, en Copa. El técnico considera que ralentiza mucho el juego con su estilo de amagos constantes, y tiene por delante a dos futbolistas de enorme peso como son Brandt y Reus, según el sistema. El jugador quiere salir, pero el Dortmund es poco proclive a permitirlo; no quiere quedarse corto de efectivos en el medio.

Mayoral (Roma)

Incomprensible lo que le está pasando: tras anotar 17 goles el curso pasado y ser el mejor delantero de la Roma, Mourinho le cerró la puerta de salida y le prometió que jugaría, pero sólo le ha dado 100 minutos hasta ahora. Varios equipos, entre ellos la Fiorentina, se han interesado en él. Pero depende de la Roma.

Kubo (Mallorca)

Jugó mucho al inicio del curso, aunque sin brillar demasiado, y cayó lesionado en el Bernabéu, con unos problemas de menisco de los que parece estar cerca de volver. Tras su tormentoso curso pasado, se espera mucho del japonés.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *