Carrasco, el diablo de Simeone

El nueva camsieta del Atletico Madrid tiene un puñal por su banda izquierda. Si habitualmente carga el ataque por ese costado, donde más les gusta caer a Lemar y João Félix para juntarse con Carrasco, el belga demostró contra el Betis que no le hace falta excesiva compañía para hacer un destrozo por su perfil.

Simeone repitió su formación con un tridente ofensivo, aunque en esta ocasión la misión de Griezmann y de Correa por detrás de Suárez fue la de caer constantemente por dentro, a la espalda de los pivotes y liberando las bandas para que Trippier y Carrasco pudiesen encarar uno contra uno a los laterales béticos. Y el ‘21’ le dio la tarde a Montoya. Un golazo tras regatear al zaguero rival y golpear con la zurda potente y colocado, una jugada para el recuerdo marchándose hasta de cuatro rivales para cerrar la primera mitad y la asistencia de gol para que João Félix se estrenase este curso con un gran recorte y envío al espacio en el momento justo con el que dejó al portugués encarando a Claudio Bravo.

Pero, además de ser pieza clave en los tantos de la victoria colchonera, Carrasco volvió a cuajar un partidazo de ida y vuelta sin escatimar ningún esfuerzo defensivo. Recuperó siete balones, estiró al equipo con sus desmarques y su capacidad para abrir el campo y trató de dar un pase de la muerte a Correa tras una pared con Suárez a la que no llegó el argentino (el línea anuló la jugada, pero de acabar en gol hubiese sido revisada ya que al igual que en el gol de João no había fuera de juego).

Esa versión de un Carrasco imparable es la que necesitará el Atlético en Anfield. Clave en el último parón internacional también con Bélgica, donde los diablos rojos recurrieron a él como extremo, el jugador de 28 años es uno de los futbolistas más desequilibrantes del fútbol europeo. Y Carrasco se crece en los partidos de gran calado y donde el Atlético está llamado a necesitar la velocidad y el desborde para hacer daño al rival. Así es habitualmente cuando se enfrenta al Barcelona, y más aún en el Camp Nou, o ante el Bayern y Real Madrid.

Si Alexander-Arnold es uno de los grandes argumentos ofensivos del Liverpool, en su espalda puede haber un punto para hacer daño a los ingleses. Y Carrasco combina trabajo defensivo y brillantez ofensiva pocas veces vista. Todo un jugadorazo al que quizás no se le exalta lo suficiente, pero cuya vuelta de China fue uno de los grandes argumentos del actual Atlético y de esa defensa de cinco que tanto ha potenciado el belga como carrilero.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *