Juanmi, Willian José y Borja Iglesias dinamitan el ataque

Manuel Pellegrini encontró la fórmula más productiva para sacar el mayor beneficio posible a su delantera. Su apuesta por la rotación constante de sus piezas da resultados de momento y sus tres atacantes vislumbran un gran momento de forma de cara a la portería rival. En los tres envites jugados por el equipo verdiblanco durante la pasada semana, Borja Iglesias, Juanmi y Willian José firmaron diana y dejaron en escena buenas sensaciones en juego y prestaciones. El Panda marcó ante el Alavés y contra el Leverkusen, siendo sólo titular en la cita europea, mientras que Juanmi hizo lo propio aprovechando su presencia en el once contra el Rayo Vallecano y Willian José anotó el gol decisivo de penalti ante el cuadro madrileño. No hay titulares indiscutibles en el ataque del Betis, pero todos contribuyen al buen momento del equipo con sus goles.

El técnico del replica camiseta Betis explicó en varias ocasiones que elige su once de cada partido con la finalidad de que salgan a escena los jugadores que puedan dar el mejor rendimiento. Sus rotaciones están apoyadas, de momento, en que el nivel de los futbolistas de su plantilla está equilibrado. Ninguno desentona en su esquema y por ello logra cambiar seis o siete piezas por partido. En el caso de los delanteros, parece claro que la respuesta de estos es notable: Borja suma tres goles tras un inicio algo gris, mientras que Willian José y Juanmi marcaron cinco cada uno pese a que también intercalan partidos de titular con suplencias aceptadas.

Sorprende de forma especial la irrupción de Juanmi en esta inicio de campaña. Sus cinco goles (él insiste en que tiene un sexto que le quitaron ante el Mallorca) los logró en sólo 534 minutos de juego entre Liga y Europa League. Sus cifras indican que marca cada 106 minutos. Parece quedar en el olvido su nivel de sus dos primeros cursos en el Betis, cuando las lesiones minimizaron mucho sus opciones de pelear por un sitio en el equipo. Se adaptó perfectamente al flanco izquierdo del ataque, desde donde irrumpe con peligro hacia el área rival. La satisfacción de Pellegrini, que lo conoce muy bien, es plena. También lo es bajo la realidad de un ataque que es capaz de adaptarse a distintos escenarios y cuya competencia interna es notable.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *