De Paul, un fichaje de quilates

El Atlético afronta un verano donde la prioridad es mantener el proyecto y la base de la plantilla campeona de Liga. Que las piezas imprescindibles se sientan cómodas, reforzarse en las posiciones donde pueda haber salidas, como en la búsqueda de un suplente para Oblak si sale Grbic y una alternativa a Luis Suárez en la punta de ataque y con la guinda del pastel en forma de Rodrigo de Paul.

El centrocampista argentino se encuentra disputando la Copa América a la espera de que el Atlético culmine su incorporación, algo que está más próximo tras la ampliación de capital, y anuncie su fichaje. De momento, De Paul ya ha comenzado a seguir al club rojiblanco en las redes sociales. Titular para Scaloni, que le dio descanso en los últimos compromisos con su selección ya clasificada para cuartos de la Copa América, el centrocampista dejó buena prueba de su crecimiento futbolístico en la victoria ante Uruguay, donde se medía a Giménez, Suárez y Torreira, tres de los atléticos campeones de Liga.

Que De Paul es un jugador completamente diferente al que se vio en LaLiga durante su etapa en el Valencia es un hecho rotundo. Al conjunto che llegó en 2014, muy joven como un interior o un mediapunta regateador, pero ha ido ganando madurez, galones en una posición más centrada y se ha convertido en una de las grandes estrellas de la liga italiana durante sus cinco temporadas en Udinese. A sus 27 años, se encuentra en su mejor momento de forma, y el Atlético se hará con un jugador total capaz de aportar en todas las facetas del juego, con un gusto por la posesión y la pelota, pero sin miedo a remangarse y trabajar en defensa por el equipo.

De Paul ha acabado la liga con 36 partidos disputados, nueve goles y nueve asistencias partiendo como mediocentro. Sólo hace falta profundizar en sus estadísticas para entender los motivos por los que el argentino ha conquistado a Andrea Berta y a un Simeone con el que podría tener un papel importante, multiplicando la competencia interna del equipo en esa franja del campo. De Paul finalizó el curso como el cuarto centrocampista más goleador de la Serie A, lista encabezada por Mkhitaryan y sus 13 tantos, y fue el sexto futbolista con más asistencias en una virtud encabezada por Malinovskyi (12 pases de gol) y seguido por Lukaku (11).

Recurriendo a los datos de Opta, puede apreciarse el salto de calidad de Rodrigo de Paul en la salida de balón y también en el trabajo colectivo. Con 72 centros al área buenos, el argentino acabó como el tercer mejor jugador en esa faceta en la liga italiana, consiguiendo 34 asistencias buenas a balón parado donde dos de ellas acabaron en gol, un apartado en las faltas laterales y córners en las que también puede sumar mucho para el Atlético. Si De Paul ha ido añadiendo muchas características a su juego, no ha perdido las que tenía como extremo. Es capaz de superar muchas veces las líneas del centro del campo a través de la conducción y el regate. Tanto es así que acabó como el futbolista con más regates buenos de la Serie A, con 122, y muy por encima del segundo, Messias Junior con 105.

Pero, si es uno de los grandes destacados en la competición en el apartado ofensivo, apareciendo como el vigesimocuarto jugador con más pases buenos completados (1.465) en la Serie A con un 79,79% de acierto con sus envíos, también ha brillado en la faceta defensiva. De Paul es el futbolista de la liga italiana con más duelos ganados, con 294 (le sigue Belotti con 292), y el décimo centrocampista con más recuperaciones con 207 (la lista la domina Kessié con 269). Un jugador total que podría completar el centro del campo que esta temporada brilló con Koke, Llorente y Lemar como actores principales y Saúl, Herrera, Kondogbia y Torreira en la recámara. El ilicitano podría salir, aunque las características de De Paul son complementarias, brillando en mayor medida en todos los aspectos de salida de balón, pases, asistencias y juego combinativo y viéndose superado en el juego aéreo y facetas defensivas como las intercepciones. La posición más cómoda para De Paul aparece jugando con un pivote por detrás y con capacidad para desplegarse y pisar el área rival.

El argentino está muy cerca de sumarse al Atlético (falta la oficialidad) por una cantidad que se encontraría entre los 35 y los 38 millones (su valor en Transfermarkt es de 38 millones) como uno de los jugadores que mejor reconversión han tenido en los últimos años. Una evolución imparable, creciendo muchísimo en el entendimiento del fútbol, en el carácter como capitán de Udinese, en su capacidad para mover al equipo y trabajando en virtud del grupo y el Atlético ha sido el más rápido para hacerse con sus servicios. Con pasaporte italiano, De Paul ha sido sin duda uno de los grandes nombres de la Serie A, y quiere regresar a LaLiga para dejar su huella bajo las órdenes de su compatriota Simeone.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *