…Y así jugaría el Madrid de Raúl

El entrenador que diga que sabe lo que va a hacer Raúl si se enfrenta a él, miente. Con el Castilla no tiene empacho de cambiar de portero, sistema (4-1-4-1, tres centrales…) y hasta métodos de entrenamiento entre partidos. El gran candidato en competencia con Allegri para suceder a Zidane, es ante todo un hombre de club en el más amplio sentido de la palabra.

Así es su método desde que se convirtió en entrenador hace tres temporadas…

Sin corsé alguno

De la temporada pasada a esta recientemente terminada con el Castilla, Raúl ha ido mostrando una paleta táctica mucho más expresiva y rica. De un 1-4-2-3-1 a el más habitual 1-4-1-4-1 con Blanco de centro de gravedad permanente (ayudado por Dotor) y una variante posterior, de manera parecida a Zidane en el primer equipo, con tres centrales para ganar el máximo de profundidad posible estirando sobre todo a Gutiérrez y porque esa tripleta Gila-Chust-Pablo Ramón le da mucha salida de pelota, especialmente el último. Es un camaleón táctico. Es impredecible hasta en la elección del portero, con Fuidias jugando el grueso de la temporada pero Luis López apareciendo mucho más de lo que se pensaría en un hipotético suplente.

Presión alta, esfuerzo innegociable

Con el Siete, el esfuerzo empieza en el punta, ya sea Hugo Duro o Latasa. Si un delantero se desentiende de la presión, lo tiene crudo con Raúl. Desde ahí, el equipo aprovecha la capacidad de Arribas y Hugo Vallejo más por dentro para contragolpear y abriendo a las opciones por fuera. Ese Marvin como carrilero diestro que tan bien funcionó en el 1-4 del Madrid en Los Cármenes es invención del técnico castillista. El chico nunca había jugado ahí (es extremo puro) hasta que Raúl experimentó con él ahí en la UEFA Youth League.

Metodología y adaptación plena

Raúl ha ido variando sus metodologías de trabajo desde que arrancó con el Cadete B. Asistido primero por Diego Nogales y desde hace dos años por Alberto Garrido, no ha tenido problemas para ir haciendo modificaciones en las pautas de entrenamiento. Ha sido clave su paso por la Academia Aspire de Doha (Qatar), un paraíso formativo en pleno desierto. Formar es sencillo para él. También adaptarse a lo que tiene. Ganó la Youth League con el Juvenil A y tres más del Castilla con sólo un mes para preparar la competición y esta temporada por lesiones y coronavirus ha tenido que tirar de ocho Juveniles y aún así ha acariciado el ascenso.

Lo psicológico, esencial para tener al vestuario

Da igual a quien preguntes, joven futbolista bajo su mando o técnico que le ve desde la barrera. «Es puro Real Madrid», dicen. Raúl se desvive como entrenador, sus pupilos lo notan y el club se maravilla con el volumen de meticulosidad y trabajo que emplea el joven técnico. Formado en coaching deportivo, es estricto pero se preocupa a nivel personal por sus chicos, un detalle que le agradecen. El vestuario castillista siente devoción por él.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *