Hermoso se hace gigante y manda señales a Luis Enrique

Mario Hermoso es indispensable en este Atlético, da igual si Simeone opta por una defensa de cuatro o de cinco. El central es uno de los rojiblancos cuyo salto de la temporada pasada a esta es más evidente, tanto en minutos jugados como en rendimiento, y ya nadie le saca del once. En San Sebastián, además, aportó un gol de cabeza determinante, como el que consiguió en Salzburgo. Sólido en defensa, peligroso en ataque y notable en la salida de balón, Hermoso llama también a las puertas de la Selección.

El defensa se ha hecho fuerte en este sistema con tres centrales, junto a Giménez (o Felipe ahora) y Savic. Hermoso aporta una gran salida de balón, tanto en conducción como con envíos largos. Sus pases diagonales hacia Trippier han acelerado muchas jugadas. En el Reale Arena, por ejemplo, fue el segundo rojiblanco que más pases buenos dio (36), tras Koke (43). Contra el Elche, en un partido de más posesión, realizó 88 (92% de acierto), el que más, 33 de ellos en campo rival.

Con la pelota destaca y como defensa está siendo clave en el muro rojiblanco. El martes se las vio con Portu, al que anuló. «Desde fuera parece fácil dejar la portería a cero…», comentaba tras el partido el central, que cada vez se entiende mejor con Carrasco, su acompañante en el lado izquierdo. Además, el belga ha sido su mejor socio en ataque, pues le ha dado las dos asistencias de sus goles, el 0-1 del último partido y el de Salzburgo, también de cabeza.

«Con Mario hemos hablado mucho. Cada uno lleva su tiempo para interpretar lo que queremos», ha comentado en ocasiones Simeone. De hecho, Hermoso fue uno de los futbolistas que en verano no tenía del todo clara la continuidad en el equipo. Venía de una temporada en la que fue cuarto central (y como segundo lateral izquierdo tampoco cuajó) y sólo las lesiones de Giménez y Savic le daban la titularidad. En otoño lo jugó casi todo junto a Felipe, pues eran los dos centrales sanos. A la vuelta de la Navidad casi desapareció: 350 minutos en Liga y 120 en Copa hasta agosto.

Y llegaron las dudas de cara a esta temporada. La Real Sociedad lo quiso, pero finalmente Hermoso se quedó, dispuesto a pelear y convencer al Cholo y a la afición. Y lo está consiguiendo con creces. En lo que va de curso lleva 1.285 minutos, el séptimo que más de la plantilla, yendo de menos a más, pues al inicio tampoco era titular. Su auge, por otro lado, ha eclipsado a Lodi, uno de los más fiables en el último tramo del pasado curso.

Una vacante en la Selección

Con todo esto, indiscutible en el líder, Hermoso se postula de nuevo para ir a la Selección. Su buena temporada en el Espanyol (18-19) le metió en los planes de Luis Enrique y luego Robert Moreno contó con él también. En total disputó cinco partidos en 2019 y se consolidó como la primera opción para ser la pareja de Ramos. Pero su llegada al Atleti, donde le costó encontrar su sitio le alejó. Ahora el guion ha vuelto a cambiar y, además, la de central no es una posición cerrada en España. Sergio Ramos no admite discusión, Pau se ha hecho fuerte y Eric García gusta al seleccionador como opción de presente y futuro, pero por ahí se intuye una cuarta plaza libre en juego. Hermoso, uno de los defensas más en forma de Primera, levanta la mano con la Eurocopa en el horizonte.

Esta entrada fue publicada en 未分类 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *